baño perro casa spa canino

Se merece unos mimitos: te mira con buenos ojos, aguanta tus días malos y te acompaña en los buenos…¡Ahora toca premiarlo con un súper momento spa en casa!

Tú y tu perro salís a pasear por el parque, os vais de excursión al campo, lo llevas a bañarse a la playa… Y al final del día se merece un descanso y, de vez en cuando, también un buen baño. Bañar a tu perro puede que sea una tarea complicada (¡excepto si le encanta el agua!), pero con cariño y paciencia puedes convertir el baño en una auténtica sesión de spa para perros.

¿Cuándo lo baño?

La frecuencia con la que debemos bañar a nuestros amigos peludos es un tema controvertido, pero todo dependerá del tipo de perro y su modo de vida. Si lo bañamos con demasiada frecuencia podemos dañar el Ph de su piel y despojarlo de sus defensas naturales. Si nuestro perro es una mascota de ciudad y vive en el interior de un piso, con un baño al mes es suficiente para mantenerlo limpio. Debemos tener en cuenta que ellos también se acicalan cuando lamen su pelaje. Si por el contrario vivimos en el campo y nuestro perro hace vida en el exterior, lo mejor es bañarlo una vez cada 15 días.

También podemos cepillarle el pelo cada día, con esto conseguiremos quitarle el polvo y la suciedad y lo libraremos de las células muertas. De este modo, con baños relajantes de vez en cuando y un cepillado diario, nuestro mejor amigo estará limpio y cuidado.    

¿Cómo lo baño?

Escoger un champú adecuado para tu perro es muy importante para proteger su pelaje y su piel. No podemos usar con ellos el mismo que usamos nosotros porque pueden contener sustancias o fragancias que podrían irritar su piel. Siempre tenemos que escoger champús con fórmulas específicas para mascotas, o consultar con nuestro veterinario en el caso que necesite un champú especial.

En el momento de meter a nuestro amiguito en la bañera debemos llenarla un poco con agua tibia, nunca con agua caliente porque los perros son muy sensibles a ella. Es aconsejable darle algún juguete o un premio para que relacione la hora el baño con una experiencia positiva. Una vez en la bañera, tenemos que mojarlo poco a poco de abajo hacia arriba, y hablarle y hacerle muchos mimos para que esté tranquilo y a gusto.

¿Cómo lo seco?

Una vez limpio y enjuagado, tenemos que secar a nuestro perro. No es recomendable dejar que se seque al aire libre, sobre todo si hace frio, porque podría coger un catarro. Lo mejor es usar toallas y aprovechar el momento de secarlo para darle un buen masaje y que termine la sesión de spa super relajado. Arrópalo con la toalla y sécalo tranquilamente. También puedes usar el secador, pero ten en cuenta que el ruido puede asustar a tu perro y si se estresa echará a perder la sesión de relax que le acabas de regalar. Aun así, si a tu perro no le molesta el secador, ten cuidado de no ponérselo demasiado cerca ni con el aire caliente al máximo. Tómatelo con calma, ¡los dos lo agradeceréis!

Por último, ponlo muy guapo con los accesorios TOP de Aröha Dog, ¡triunfará!

Comentarios

3x2 en todos los productos. Especial Rebajas <3 Descartar